martes, 10 de agosto de 2010

Cap 4: Esta bien

La escuela, de nuevo a soportarla, ya estaba aburrida, pero mi papá decia que debia valerme por mi misma, como si no supiera la razón por la que queria eso...
Hoy era el peor dia, las votaciones estudiantiles, los candidatos estaban en mil folletos, carteles e incluso en lapices, ¿no se cansaban de ver sus caras?
- Vota por Lucas - musito el detras de mi.
Me sobresalte un poco.
- ¿Que?
- Hola Claire, ¿Como estas?
- Aburrida, fastidiada, frustrada... ¿Quieres mas? - conteste en un suspiro.
- Vamos Claire, ¿que es lo que te sucede?
- No las entenderias, ¿por que no te concetras en ganar hoy y me dejas en paz?
- Claire - repuso serio - te dije que no, que no me rendiria, que mas da sino gano.
- Ganaras, toda la escuela te apoya - mi voz sonaba rasposa.
- Eso no es cie... - pero se interrumpio al ver que la escuela estaba tapizada de su rostro, y que cada 6 anuncios de el habia uno de otro candidato.
Comence a caminar, pero como era de esperarse, me siguio.
No dijo nada, solo mantuvo mi paso, me abria paso entre los demas y sonreia como tarado.
Todos nos veian, no me gustaba ser el centro de atención, pero claro la chica a la que el capitan de todo y el mas popular de la escuela seguia, era obvio que recibiria miradas por doquier.
- ¿Con quien almuerzas? - pregunto al fin, al lado de mi casillero.
- Con nadie - conteste ya harta.
- Hoy almorzara conmigo Lucas - dijo una voz apenas familiar, Hermonie.
- No, hoy almorzara conmigo Hermonie.
Se hablaban con tanta familiaridad.
- ¿Se conocen? - pregunte.
- ¿Conocernos? Es mi hermano - contesto ella.
- Hermanos. Genial - farfullé, asi que Hermonie tambien debia ser de las populares, sinceramente no lo sabia, nisiquiera prestaba atención.
Esto era confuso, ¿por que los hermanos Grace insitian conmigo? con la insignificante Claire Daniels.
- No desayunare con ninguno - dije - como ya les dije, no soy buena compañia.
- ¿Que le hiciste Lucas - Hermonie estaba molesta.
- Yo nada, ¿que le hiciste tu? - contesto el.
- Ya basta - me queje - ustedes no hicieron nada, yo soy la del problema.
Antes de que dijeran nada, el director Webber paso con un altavoz.
- Hoy, 10 de agosto son las votaciones estudiantiles, comienzan en una hora, preparense.
¿10 de Agosto? Hoy era el dia en el que...
- El cementerio - musité y sali corriendo.
Corri por varias calles, hasta que llegue a mi objetivo.
El cementerio. Donde se encontraba mi madre. Ese fatidico dia hace años, hoy era su aniversario, 12 años.
Ya no me importaba nada, no sabia siquiera como no me habia dado cuenta, supongo que perdi la noción del tiempo.
La tumba estaba empolvada, llena de flores marchitas, decidi comprar una en la entrada.
Camine hacia alli y pedi un ramo de margaritas, sus favoritas. Cuando iba de regreso, encontre algo extraño, mi padre.
Sollozaba sin control, dejando una flores sencillas, no podia dar credito a mis ojos, esto era imposible, el musitaba una y otra vez que era su culpa. Pasados 20 minutos se fue.
Me acerque y tecnicamente hize lo mismo, solo que yo me recoste con cuidado a un lado. Diciendole todo lo que me pasaba, le conte de Lucas y de Hermonie, y de como la extrañaba.
- Estoy sola - dije, entonces, cuando rompi en llanto, escuche una rama romperse.
- Perdoname - musito Lucas dandose a ver.
- ¿Que haces aqui? - trate de sonar enojada, pero no pude.
Limpie mis lagrimas.
- Te vi muy mal cuando corriste y... quise saber si estabas bien.
- No, no estoy bien - acepte.
Se acerco a mi y con cuidado se sento a mi lado.
No pude evitar lo que hice, recoste mi cabeza en su hombro y segui llorando. No se cuanto tiempo estuve asi, pudieron ser horas, pero lo unico en lo que pensaba es que yo necesitaba tanto a mi mamá, que me sentia tan sola y que no sabia como llenar el vacio.
Cuando por fin me calle, Lucas me abrazo.
- ¿Estas mejor?
- Si, supongo.
- ¿Que fue lo que paso?
Me habia visto llorar, asi que si le dijera nada, no me creeria.
- Hace... 12 años, yo iba con mi mamá, ella habia dejado a mi papá - no podia creer que estaba reviviendo la historia - estabamos en el coche, ibamos camino al aeropuerto, pero estaba lloviendo, mi madre estaba mal... el camino era borroso y durante una curva ella se desvio, chocamos con un coche, mi mamá logro salvarme al protegerme con ella misma, pero... - mi voz se quebro, las lagrimas salian inconsientemente - ella murió al impacto.
''Yo no me habia dado cuenta, cuando desperte, estaba en el hospital, solo estaba golpeada, mi padre no estaba ahi, pero un médico me dijo lo que pasó. A partir de ese dia, mi padre no volvio a hablarme, no me trata bien, es como si no existiera. Dice que es mi culpa, dice que ellos pelearon por mi culpa, yo sinceramente no lo recuerdo, pero con su constante repetición yo misma me lo he hecho creer, no se si sea verdad o mentira pero... - me miraba con mucha atención - a mi criterio... si no me hubiera protegido... estaria viva.
- Eso no lo sabes - susurro dulcemente.
- Pero...
Me tapo la boca con su dedo indice.
- Shhhh, tu no sabes lo que hubiera pasado, era lo que tenia que pasar, pero debes ser fuerte, tienes que sobrellevar esto.
- Soy fuerte - conteste - he aprendido a vivir con esto...
- Eso no es cierto Claire, tu lo llevas cargando toda tu vida. Tienes que darte la oportunidad de vivir, de ser feliz, si te niegas a eso, como planeas ser fuerte. Tu mamá hubiera querido que intentaras ser feliz, no que te negaras a todos los que te rodean, intentalo. Te hara bien.
Sus palabras eran verdad, yo simplemente no me daba la oportunidad, pero mi papá me habia criado de forma que yo, me llenara de culpa cada instante de mi vida, que no debia lastimar a nadie mas. Que cualquiera que se me acercara, seria perjudicado.
- No se.
- Por favor Claire, dame una oportunidad - suplicó - te hare feliz.
- Pero... ¿Serena?
- Ella no es mi novia.
Lo pense durante un rato.
- Esta bien.
- ¿Tambien le daras una oportunidad a Hermonie?
Suspire.
- Si.
Sonrio euforico y me tendio la mano.
Nos levantamos y sacudimos.
- Adios mamá - me despedi, arregle las flores y tome la mano de Lucas.
Cuando recien salimos, recorde algo muy importante.
- Las elecciones.
- Eso no importa.
- Claro que importa, vamonos.
Corrimos y llegamos a la escuela, apenas terminaban las votaciones, me puse roja de la vergüenza cuando al entrar tomados de la mano, todos nos miraron.
Entrar de la mano de Lucas era una sensación extraña, algo que inconsientemente quise hacer desde el primer dia que lo conoci.
No sabia si me estaba equivocando, pero al ver su sonrisa sincera, las dudas se disiparon de mi mente, dejandome claro que no me iba a decepcionar.

2 comentarios:

  1. OW!! q lindo Lucas!
    lo amooo!!!
    publica pronto(:

    ResponderEliminar
  2. Muy lindo capitulo, sigue así :D...
    Yo casi me pongo a llorar *snif*

    ResponderEliminar