domingo, 14 de noviembre de 2010

Cap. 7: Guerra y perdón

-Claire, si me dejas explicarte... -suplicó Hermonie.
-No, ahora vete, no me molestes -le pedi yo bruscamente.
Comencé a caminar. Esa costumbre mia... prefiero huir antes de enfrentar mis problemas. Pero no podia ver a los Grace sin querer decirles que no importaba, que no me dejaran sola, aunque se burlaran de mi... pero yo no era tan pátetica.
Aunque me hacian falta, mucha falta.
Serena y su séquito me miraban burlonas, no podia dar la vuelta, estaban en la puerta de mi siguiente clase.
Baje la cabeza y trate de moverme rapido, pero sin parecer agitada y ansiosa.
-¿Que pasa Claire? ¿Por que tan nerviosa?
La ignoré. Mala idea. A Serena James no le gusta ser ignorada. Por nadie.
-Disculpa -farfullo enojada deteniendome por el hombro- te estoy hablando.
-Ya te escuche -le explique con la voz tensa.
Al estirar mi blusa para girarme y que la mirara, mi bolso* se resbalo del otro hombro y se dejo ir dando la vuleta y golpeandola en la espalda, no recordaba que estaba muy pesada.
Sus zapatos de fino tacon dieron un vuelco dejandola caer. Se escucho un crujir y se fue de espaldas. Sus amigas se apresuraron a levantarla, pero por desgracia, el crujir habian sido sus tacones, por lo que al levantarse, cojeaba gracias al desnivel de altura.
Mis respiración se corto, casi me asfixio de los nervios.
-¡¿Que?! -su explosión hizo que mi sangre se fuera de mi cara- ¡¿Como hiciste esto?! ¡¿Que te sucede estúpida?! ¡Eran mis favoritos!
Todos la miraron, el profesor entro.
-Calma chicos, sientense, comenzaremos al clase.
-Esto, no se queda asi -amenazó con voz muy baja.
Respire hondo y me sente.
El maestro comenzó a explicar y yo acerque mi mano a mi cara, y comencé a morder mis uñas.
¡Dios! ¿Que me hara Serena? Parece un miedo estúpido y sin razón, pero yo habia visto -no vivido- lo que le hacia Serena a las personas que la perjudicaban, o bueno, yo ya lo habia experimentado. Lucas. Trague saliva al recordar su nombre. Aun existia ahi el fuerte impulso de correr hacia el y abrazarlo, y jamas separarme de el. Pero yo no debia hacerlo. En la posición que estaba no. Serena amenazando mi vida, mi soledad al limite, y mis miedos al tope.
Todo en un solo dia, gracias a un estupido papel.
El timbre sonó, de un salto me levanté, saliendo por la puerta sin mirar atras.
Llegué a mi casillero y tome uno de mis libros, alguien se puso detras de mi y me cerro el paso.
-Pero... ¿que? -inquiri dandome la vuelta.
Lucas.
-Tengo que instir Claire, te necesito, no quiero que me dejes... -suplicó.
Casi, pero mi orgullo era demasiado grande.
-No, ¿para que? Para que te continues burlando de mi.
-¡Claro que no! ¿Por que crees eso? Solo era un estúpido papel, que decia algo que se ve tan evidente que no es cierto, tu no tienes ni idea de cuanto lo siento, yo no he jugado contigo, desde que te vi te he querido. Sinceramente.
No pude contenerme mas, las lagrimas brotaron sin cesar. El me abrazó, calidamente, como lo habia hecho hasta ayer.
- Te lo he jurado, te lo dije -insistió, yo solo ponia atención en dejar de llorar- no te dejare caer, te lo prometi, y quiero cumplirlo, dejame. Te lo pido...
Asenti con la cara en su pecho.
Pero que poco dura el orgullo, y yo que pense que tenia mas voluntad, pero al parecer, no queria decir que no... Lucas, su nombre me daba tranquilidad, yo lo queria, pero habia tantas cosas que me decian que estaba mal quererlo asi... tendria que intentar enfrentarme a ellas.
Lucas besó mi cabeza y acaricio mi mejilla cuando la encontro.
-Te adoro... -me susurro al oido, y una sonrisa autentica se delineo en mis labios.
Yo lo adoraba mas... mucho mas...
Mi orgullo habia desaparecido, lo unico que necesitaba para ser feliz no era ser digna u orgullosa, sino que Lucas permaneciera ahi, amandome, cuidandome y que jamas me dejara.
Sonaba extremo, pero yo ya no podia vivir sin el. No me importaba a lo que tenia que enfrentarme, siempre y cuando Lucas no me dejara, siempre y cuando hubiera alguien que me quisiera, ahora solo tenia que hablar con Hermonie, y buscar la forma de no ser atacada por Serena, loca de despecho y celos. ¡Por mi! Ja! ¿Quien lo diria?
Pero si sabia una cosa. Quiza estaba loca, pero queria verme igual que antes, para que dejara su mundo en paz.
Levante la mirada y Lucas seguia aferrado a mi, mire en otra dirección, y vi a Serena ahi, estampada, incredula y mas enojada que nunca, declarandole la guerra a tan poca cosa como a yo.
____________________________________________
Bolso: Mochila.
Mucho tiempo... lo se, lo se... pero les prometo no abandonarlas en vacaciones. Las quiero:)

jueves, 16 de septiembre de 2010

Cap. 6: Engañada

- Hola - me saludó Serena con un guiño de ojo - ¿no es un maravilloso dia?
- ¿Que quieres? - pregunté con hostilidad.
Serena, una persona porpular y creida que me odiaba, habia publicado en dias pasados, que yo era "una bruja que hechiza deportistas" idiota. Lucas se burlaba de ella, decia que ella tenia un complejo de paparazzi, y que por eso se la pasaba diciendo a todos su vida personal.
Y yo estaba de acuerdo, porque despues de todo, a mi eso no me importaba, pero recientemente, todas sus noticias, publicaciones y rumores, eran sobre mi novio, Lucas.
Aquella persona que me habia hecho sonreir, que me decia que yo era lo mas importante para el, que me amaba, que me adoraba, que jamas me decepcionaria, que yo le habia dado mi confianza y que no me fallaria.
- Pues nada, como es un lindo dia, saludo hasta a las cosas insignificantes - musitó, cerré mis puños y la mire de manera envenenada - pero bueno, que tengas un lindo dia Claire - acarició con su voz la palabra "lindo".
Bufé. Daba lo mismo lo que ella me deseara.
Llegué a mi casillero, introdujé la combinación, en cuanto abri la puerta, montones de papeles cayeron de ahi, alguien me habia hecho una pequeña bromita.
Los recogí en grandes brazadas, y los puse en el cesto de la basura, hasta que...


SERENA JAMES Y LUCAS GRAY HAN VUELTO, GRAN FIESTA DE CELEBRACIÓN EN LA CASA DE JENNIFER MASON, ESTE VIERNES A LAS 8:30 EN PUNTO.


¿Que? Pero... si... Lucas... el... era... mi...
Claro, todo encajo, en mi plena felicidad, Lucas habia decidido acabar con su broma y romper mi corazón, y yo que lo creia sincero.
Hermonie aparecio con un papel similar al mio, se encontraba varios metros lejos, asi que, hice bola el papel y lo lancé, ahogando mis sollozos, porque era claro que ella tambien lo sabia, quiza ella tambien participó, y yo que la creia mi amiga, así como creia sincero a Lucas.
Me voy, me irira de esta maldita ciudad, donde yo, al caer como idiota, habia logrado, pasar de ser desapercibida, a ser la persona de la que todos ahora se burlaban y señalaban, que mostraban esas malditas invitaciones de la chica a la que le gusta ventilar su vida, ¿que en todas las escuelas habia alguien asi? Tambien alguien como Lucas, un falso y mentiroso, porque el no era autentico como parecia, no era tierno, ni dulce... nisquiera sincero.
¿Porque a mi?
Caminé lo mas rápido que pude sin tropezarme, aunque casi me caigo con un escalón que no recordé. Las lagrimás me cegaban, y el dolor me aturdia, todo lo que no habia sentido en casi un mes, volvio de golpe a mi. El dolor, la culpa, la infelicidad, la tortura. Como siempre.
Divisé a Lucas, pero voltee mi cara y lo ignore, solo pude ver como trataba de hablarme, pero no podia continuar con su broma si yo sabia la verdad ¿o si?
O tal vez... no, tenia que sacar esos pensamientos de mi cabeza, porque si no, calaria mas hondo, y la herida seria peor que ahora.

Me removí entre las sabanas, abrí los parpados con lentitud, pensé que el haber dormido un poco haria que mi experiencia amarga se me olvidara, pero no se porque, se sentia peor.
Al estirarme, sentí un dolor punzante. Miré mi brazo.
¡Maldita sea! ¿De dondé habian salido estos moretones? Miré el otro, también.
Entonces un recuerdo llegó a mi mente.
¡Maldita torpe! Al regresar a mi casa, llorando, cai varias veces bajo la lluvia que comenzó a caer. Me habia golpeado varias veces, pero en vez de evaluar las heridas, me levantaba y seguia.
Da lo mismo, me dijé, solo son unas heridas. El reloj marcaba las 4 de la mañana, tendría que ir a la escuela, aun despues de que le rogé a mi papá para no ir, pero se negó. Ya no podría dormir otra vez, así que acerque un libro, no sabia de que era, pero trataba de poner atención en otra cosa en vez de recordar. Al encender la lamparita, encontré mi celular, que vibraba como loco.
¡56 mensajes de texto! ¡32 llamadas perdidas! ¿Quien gasta su saldo en mi?
Lucas, Lucas, Lucas, Lucas, Hermonie, Lucas, Lucas... ¡Demonios!
Lei los mensajes, todos decian, "Ella miente" "Perdón" "Necesitamos hablar", pero uno, el mas largo, llamo mi atención.

Claire: Perdoname, yo no sabia lo de eso hasta la mañana, que Austin me lo dijó, traté de hablarte pero parecias no oirme ¿podemos hablar? Perdón. Te quiero. Lucas.

Aventé el telefono, no queria escucharlo ni saber de el.

La escuela era diez veces peor, todos me rodeaban, y yo trataba de soportar el dolor de los moretones que escondia con una sudadera gris, a pesar del calor insoportable.
Serena sonrió cuando me vio peor de lo que estaba antes, debia ser porque mi ropa de hoy no combinaba mucho, y mis tenis estaban desamarrados y llenos de lodo por mi corrida de ayer.
Lucas no tardó en aparecer, se pusó enfrente de mi, y con una sonrisa, me detuvo.
- Yo no lo sabía - comenzó - Serena hizo esto porque sabia que caerias y... - sus palabras dejaron de tener sentido para mi, me arremange el sueter que de verdad me mataba.
Pero la mirada de Lucas me recordó algo. ¡Demonios!
- ¿Que te pasó? - dijó alterado.
- Nada que te importe - corté.
Comencé a caminar, y Lucas seguia pasmado en su lugar.
¿Que era lo que creia?

domingo, 12 de septiembre de 2010

Especial I: Mentirosa

POV. LUCAS
Claire. El nombre es una melodia, tanto como su voz y su adorable risa. Me habia hecho un cursi, pero era porque estaba enamorado, Claire, mi dulce Claire. Lo unico de lo que estaba seguro, es que jamas la lastimaria, jamas, ella estaba dolida, habia perdido a su madre, y desde entonces se culpaba, pero yo, dia con dia, trataba de que sonriera mas y mas, ahora eso era una costumbre.
Yo solo le pedia que me dejara estar con ella, abrazarla, poder llamarla mía. Solo eso, poder hacerla feliz.
Pero Serena lo hacia muy dificil, yo jamas le decia a Claire, que mi ex-novia, Serena, iba todos los dias a fastidiarme, diciendome que aun me amaba, y que si recordaba los... viejos tiempos.
Los recordaba, pero no por las mismas razones que ella, ella jugó conmigo, cuando solo era una persona insignificante, porque si, un dia fui un cero a la izquiera. Ella me transformo, y jugó conmigo.
Queria que fuera su repuesto, ahora queria mi atención, pero eso jamás pasaria.
No era venganza, era justicia, cuando hace tres semanas, me tope con aquella maravillosa chica de aspecto desgarbado y descuidado, de cabello dorado, pero nada artificial, ojos marrones tan profundos, tan indecifrables, porque ella no mostraba su dolor, ella mostraba indiferencia, pero aun asi, aunque tristes, sus ojos disimulaban bien lo que sentia, unas personas eran libros abiertos, pero ella parecia mas un cofre con cien candados, resguardado, y que no a cualquiera le daria la llave, salvo a mí, porque yo me estaba ganando a pulso su cariño, su amor.
- Eh, Lucas - me saludo Austin el lunes con un papel en la manos.
- Hola - respondi acercandome.
- ¿Ya viste? - me ofreció el papel - Serena los esta pegando por todos lados, ¿Encerio volvieron?
¡¿QUE?! ¡¿VOLVER?!
- ¡NO! - respondi estupefacto.
Revise el papel.

SERENA JAMES Y LUCAS GRAY HAN VUELTO, GRAN FIESTA DE CELEBRACIÓN EN LA CASA DE JENNIFER MASON, ESTE VIERNES A LAS 8:30 EN PUNTO.
- ¿Fiesta de celebración? - relei.
- Pobre Claire - musitó.
¡Dios, Claire! ¿Por que Serena tenia complejos de paparazzi? Tenia que avisar todo, con pagians de internet, anuncios y hasta periodico escolar, no somos celebridades.
Corri hacia el casillero de Claire, pero en el camino, vi que escondia la cara entre sus libros, con la coleta despeinada, llorando. Mientras todos, burlandose de ella, le aventaban las hojas de la fiesta.
- No, Claire... - trate de decir, pero ella me miró con rencor, y salió corriendo de la escuela, perseguida por mi hermana.
Mientras Serena, en el centro de aquel bullicio* sonreia, y me miró con inocencia. Mientras yo tenia tanatas ganas de matarla. Pero lo que ahora mas me importaba, era Claire, que sufria, y yo no habia hecho nada.
_____________________________________
BULLICIO: montón, mucha gente, desorden.
Visiten:
Mis blogs favoritos (:

viernes, 13 de agosto de 2010

Cap. 5: Te quiero

La mañana fue extraña, todos me miraba. No encontraba razón de la cual por que. Hasta que mire a mi derecha. Lucas, tomado de mi mano. Mire a mi izquiera. Hermonie.
De acuerdo, estaba con los mas populares y de pronto pase a ser uno de ellos.
En el almuerzo fue lo mismo, pero esta vez Lucas hablaba muy cerca de mi, su aliento me aturdia, era hipnotizante y me daba cuenta porque todos lo querian, y cuando me referia a todos era a mujeres.
Todo fue igual, un dia tras otro. No era rutina, porque cada dia durante dos semanas, Lucas me llevaba algun detalle, el decia que para hacerme sentir especial y hacerme saber que me queria, y lo lograba, el dia de hoy me habia regalado un hermoso brazalete, trenzado por figuras con la palabra CLAIRE, era dorado y con piedrecillas azules, mi color favorito.
Durante la clase de Español, que no compartia con el, me dejaron salir antes y me sente en la esquina de el jardin y me puse los audifonos, tomando mi manoseado ejemplar de Drácula, me encantaban los vampiros, tan enigmaticos, misteriosos y unicos.

''Quiero ser lo que tu eres, quiero ver lo que tu vez, amar lo que tu amas, eres mi vida y mi amor para siempre.''

Reflexionaba la frase con mi situación actual, yo no era igual a el, nisiquiera la clase social, tampoco era rica, el tenia dinero, pero mi padre como un trabajador promedio de una pequeña empresa no lo era. Todo me hacai evaluar si de verdad me queria o si solo jugaba con la pobre catatónica.
Estaba pensando cuando una voz se escucho detras de mi, era Lucas.
- Hola - saludó y me pasó un brazo por los hombros.
Sonrei en respuesta.
Sin que yo lo esperara, estampo sus labios contra los mios, y suavemente, con cautela, me beso, dulcemente y yo me deje llevar, era mi primer beso, rodee su cuello con mis brazos. No supe cuanto duró, pero se que fue el mejor momento de mi vida.
Se separó de mi poco a poco, con cautela, esperando mi reacción cuidadosamente. Abri mis ojos con lentitud, esperando despertar del sueño, pero no, cuando volvi a ver ahi estaba Lucas, sonriendome y enfundandome valor.
Cuidadosamente, acaricio mi mejilla.
- Espero que no te haya molestado Claire.
- N-no - tartamudee.
Se rio como todo un fanfarrón. Quiza fuera mi reacción.
- No te rias - me queje riendo.
- Lo siento, es que... te deje sin aire.
Levante una ceja. Quiza se estaba dando mas virtudes y habilidades de las que se merecia. Pero era cierto, hizo que mi respiracion se cortara. Aunque presumiera de ello.
Respire de nuevo. El rio mas fuerte. Durante estos dias estaba de un humor excelente, optimista, agradable y encantador. Aunque eso era casi todos lo dias. Aun sino estaba yo.
De nuevo me beso, pero esta vez mas deseperadamente. No sabia que hacer. Pero no iba a alejarlo. Al separarse me dejo sin respiración, nos e alejo mucho de mi, su nariz aun rozaba mi mejilla.
- Tenemos literatura - recordé.
''Ajá'' musitó.
Me quize levantar, pero su mano no me lo permitio.
- Te quiero.
Dos palabras que no me esperaba, y que aunque no lo aceptaba, deseaba. Lucas tan perfecto, bajo los rayos del sol, con sus ojos azules mirandome con dulzura y yo tan... común, pero si el me queria, yo lo queria mil veces mas, el habia logrados sacarme del hoyo en el que estaba sumergida.
Durante esas ultimas semanas no me habia lamentado, no habia recordado que debia ser infeliz. Lucas habia logrado que yo ya no estuviera mal, habia sonreido mas en estos dias que en toda mi vida, y a cada minuto que sus dedos rozaban mi mejilla, que entrelazaba su mano con la mia. Que al dejarme en mi casa me besaba en la mejilla. Y que me prometia dia a dia que no me iba a decepcionar, me convencia mas que estaria dispuesta a todo por estar con el y que no habia nada que me alejaria de el.
Y quiza sonara mal, pero mientras solo estuviera en mi cabeza, me repetia a mi misma que el era mio y que jamas lo alejarian de mi.
- Te quiero - repeti.
Acarició mi mejilla y en cuanto nos levantamos para ir a nuestra clase, una voz chillona rompio la burbuja.
- Hola Lucas - era Serena - me dijeron que estabas aqui, con... - me evaluó con desdén - ella.
- Vete, Serena - gruño el.
- No me parece apropiado que alguien como tu, estar con alguien como...
- Callate - sabia a lo que se referia, solte la mano de Lucas.
Ella sonrió al saber que habia tenido exito.
- Adiós - le mando un beso por el aire.
Reprimi mis sollozos.
- Claire... - comenzó el.
- Olvidalo, no me importa.
- Sabes que te quiero - aseguró con un pequeño beso.
Asentí. Me tomo de la mano y al entrar a la escuela se detuvo.
- ¡Espera! Olvide que iba a decirte una buena noticia.
Sonrei como reflejo.
- ¡Gane las elecciones! - lo abracé - Ahora eres... ¿como se dice? - pensaba con una mueca en su cara - la primera dama - susurró en broma.
Le di un empujón. Pero me rei enseguida.
Estuvimos en la puerta de literatura en poco tiempo. Me besó durante unos minutos antes de entrar.
Cuando me sente, se disculpó y hablo con el profesor, yo escuche una conversación atras de mi:
- ... y el la besó - musitó Serena.
- Pobre, que vergüenza - dijo Ashley.
- Imaginense, ella es... extraña - musitó entre risas Catherine.
Se rieron mientras me miraban, pero yo permaneci de espaladas, ignorandolas, tratando con todas mis fuerzas que no me afectara.

martes, 10 de agosto de 2010

Cap 4: Esta bien

La escuela, de nuevo a soportarla, ya estaba aburrida, pero mi papá decia que debia valerme por mi misma, como si no supiera la razón por la que queria eso...
Hoy era el peor dia, las votaciones estudiantiles, los candidatos estaban en mil folletos, carteles e incluso en lapices, ¿no se cansaban de ver sus caras?
- Vota por Lucas - musito el detras de mi.
Me sobresalte un poco.
- ¿Que?
- Hola Claire, ¿Como estas?
- Aburrida, fastidiada, frustrada... ¿Quieres mas? - conteste en un suspiro.
- Vamos Claire, ¿que es lo que te sucede?
- No las entenderias, ¿por que no te concetras en ganar hoy y me dejas en paz?
- Claire - repuso serio - te dije que no, que no me rendiria, que mas da sino gano.
- Ganaras, toda la escuela te apoya - mi voz sonaba rasposa.
- Eso no es cie... - pero se interrumpio al ver que la escuela estaba tapizada de su rostro, y que cada 6 anuncios de el habia uno de otro candidato.
Comence a caminar, pero como era de esperarse, me siguio.
No dijo nada, solo mantuvo mi paso, me abria paso entre los demas y sonreia como tarado.
Todos nos veian, no me gustaba ser el centro de atención, pero claro la chica a la que el capitan de todo y el mas popular de la escuela seguia, era obvio que recibiria miradas por doquier.
- ¿Con quien almuerzas? - pregunto al fin, al lado de mi casillero.
- Con nadie - conteste ya harta.
- Hoy almorzara conmigo Lucas - dijo una voz apenas familiar, Hermonie.
- No, hoy almorzara conmigo Hermonie.
Se hablaban con tanta familiaridad.
- ¿Se conocen? - pregunte.
- ¿Conocernos? Es mi hermano - contesto ella.
- Hermanos. Genial - farfullé, asi que Hermonie tambien debia ser de las populares, sinceramente no lo sabia, nisiquiera prestaba atención.
Esto era confuso, ¿por que los hermanos Grace insitian conmigo? con la insignificante Claire Daniels.
- No desayunare con ninguno - dije - como ya les dije, no soy buena compañia.
- ¿Que le hiciste Lucas - Hermonie estaba molesta.
- Yo nada, ¿que le hiciste tu? - contesto el.
- Ya basta - me queje - ustedes no hicieron nada, yo soy la del problema.
Antes de que dijeran nada, el director Webber paso con un altavoz.
- Hoy, 10 de agosto son las votaciones estudiantiles, comienzan en una hora, preparense.
¿10 de Agosto? Hoy era el dia en el que...
- El cementerio - musité y sali corriendo.
Corri por varias calles, hasta que llegue a mi objetivo.
El cementerio. Donde se encontraba mi madre. Ese fatidico dia hace años, hoy era su aniversario, 12 años.
Ya no me importaba nada, no sabia siquiera como no me habia dado cuenta, supongo que perdi la noción del tiempo.
La tumba estaba empolvada, llena de flores marchitas, decidi comprar una en la entrada.
Camine hacia alli y pedi un ramo de margaritas, sus favoritas. Cuando iba de regreso, encontre algo extraño, mi padre.
Sollozaba sin control, dejando una flores sencillas, no podia dar credito a mis ojos, esto era imposible, el musitaba una y otra vez que era su culpa. Pasados 20 minutos se fue.
Me acerque y tecnicamente hize lo mismo, solo que yo me recoste con cuidado a un lado. Diciendole todo lo que me pasaba, le conte de Lucas y de Hermonie, y de como la extrañaba.
- Estoy sola - dije, entonces, cuando rompi en llanto, escuche una rama romperse.
- Perdoname - musito Lucas dandose a ver.
- ¿Que haces aqui? - trate de sonar enojada, pero no pude.
Limpie mis lagrimas.
- Te vi muy mal cuando corriste y... quise saber si estabas bien.
- No, no estoy bien - acepte.
Se acerco a mi y con cuidado se sento a mi lado.
No pude evitar lo que hice, recoste mi cabeza en su hombro y segui llorando. No se cuanto tiempo estuve asi, pudieron ser horas, pero lo unico en lo que pensaba es que yo necesitaba tanto a mi mamá, que me sentia tan sola y que no sabia como llenar el vacio.
Cuando por fin me calle, Lucas me abrazo.
- ¿Estas mejor?
- Si, supongo.
- ¿Que fue lo que paso?
Me habia visto llorar, asi que si le dijera nada, no me creeria.
- Hace... 12 años, yo iba con mi mamá, ella habia dejado a mi papá - no podia creer que estaba reviviendo la historia - estabamos en el coche, ibamos camino al aeropuerto, pero estaba lloviendo, mi madre estaba mal... el camino era borroso y durante una curva ella se desvio, chocamos con un coche, mi mamá logro salvarme al protegerme con ella misma, pero... - mi voz se quebro, las lagrimas salian inconsientemente - ella murió al impacto.
''Yo no me habia dado cuenta, cuando desperte, estaba en el hospital, solo estaba golpeada, mi padre no estaba ahi, pero un médico me dijo lo que pasó. A partir de ese dia, mi padre no volvio a hablarme, no me trata bien, es como si no existiera. Dice que es mi culpa, dice que ellos pelearon por mi culpa, yo sinceramente no lo recuerdo, pero con su constante repetición yo misma me lo he hecho creer, no se si sea verdad o mentira pero... - me miraba con mucha atención - a mi criterio... si no me hubiera protegido... estaria viva.
- Eso no lo sabes - susurro dulcemente.
- Pero...
Me tapo la boca con su dedo indice.
- Shhhh, tu no sabes lo que hubiera pasado, era lo que tenia que pasar, pero debes ser fuerte, tienes que sobrellevar esto.
- Soy fuerte - conteste - he aprendido a vivir con esto...
- Eso no es cierto Claire, tu lo llevas cargando toda tu vida. Tienes que darte la oportunidad de vivir, de ser feliz, si te niegas a eso, como planeas ser fuerte. Tu mamá hubiera querido que intentaras ser feliz, no que te negaras a todos los que te rodean, intentalo. Te hara bien.
Sus palabras eran verdad, yo simplemente no me daba la oportunidad, pero mi papá me habia criado de forma que yo, me llenara de culpa cada instante de mi vida, que no debia lastimar a nadie mas. Que cualquiera que se me acercara, seria perjudicado.
- No se.
- Por favor Claire, dame una oportunidad - suplicó - te hare feliz.
- Pero... ¿Serena?
- Ella no es mi novia.
Lo pense durante un rato.
- Esta bien.
- ¿Tambien le daras una oportunidad a Hermonie?
Suspire.
- Si.
Sonrio euforico y me tendio la mano.
Nos levantamos y sacudimos.
- Adios mamá - me despedi, arregle las flores y tome la mano de Lucas.
Cuando recien salimos, recorde algo muy importante.
- Las elecciones.
- Eso no importa.
- Claro que importa, vamonos.
Corrimos y llegamos a la escuela, apenas terminaban las votaciones, me puse roja de la vergüenza cuando al entrar tomados de la mano, todos nos miraron.
Entrar de la mano de Lucas era una sensación extraña, algo que inconsientemente quise hacer desde el primer dia que lo conoci.
No sabia si me estaba equivocando, pero al ver su sonrisa sincera, las dudas se disiparon de mi mente, dejandome claro que no me iba a decepcionar.

lunes, 31 de mayo de 2010

Cap. 3: Escuela

- Disculpeme señorita... - se escucho una voz ronca - puede levantarse porfavor...
Levante mi cabeza de mis rodillas. Me habia ido corriendo al jardin despues de mi ultimo encuentro con Lucas. Me puse de forma que tapara mi cara, alli, escondida en un rincon.
- Ah, es usted - al parecer me habia reconocido.
Volvi a undir mi rostro en mis rodillas.
- Necesita un psicologo.
Me levante y lo mire furiosa.
- Usted es el que necesita el loquero.
Me aleje rapidamente y entre a la escuela.
Lo primero que vi fueron los miles de carteles florecentes y con letras gigantes y diamantinas que anunciaban los mas importante con la graduacion tan cerca.

VOTACIONES ESTUDIANTILES...
Candidatos: Stephenie Moon, Allison Brown, Michael Daniels, Lucas Grace.
BAILE DE GRADUACION
Consigan sus boletos, anuarios y ponganse al corriente con las materias con los talleres extracurriculares que se abrieron para nivelacion de los alumnos veteranos... unanse aun hay puestos libres en los talleres de: quimica, filosofia, literatura, costura, geometria y drama.
- Hola - saludo una voz.
Me gire y era un chico alto y con piel grasosa, anteojos y vestido de una forma ridicula y descombinada.
- Hola - finalice con el saludo y camine arrastrando mis cosas.
- No te habia visto.
Bufe.
- ¿Y?
- Y me preguntaba si quisieras... ¿salir conmigo?
- No.
Segui mi camino.
- ¡Me llamo Spencer! - grito.
- Y yo me llamo vete al infierno - murmure para mi misma.
- Claire, ¿Estas bien? - pregunto Lucas, no me habia dado cuenta de que compartia Fisica con el.
- ¿Porque a la gente le da por hablarme hoy? - susurre malhumorada.
- Lo siento - parecia avergonzado.
- Perdon, no es tu culpa.
Me sente en mi asiento y el profesor inicio la clase. Soporte las miradas de Lucas durante todo la hora, pero el timbre de salida me salvo. Sali rapidamente para no toparmelo.
Camine hasta mi casa dandole vueltas a todo mi dia, habia sido algo extraño, un chico tan... perfecto, se la pasaba insitiendo por mi atencion. Y una chica... amigable, me habia ofrecido su amistad.
Llegue a mi casa y como siempre papá no estaba, fui hacia la cocina y comence a preparar pasta. Cuando termine de comer hice mi tarea y prendi mi computadora.
Decidi escuchar musica hasta que llego un correo electronico.
VOTA POR LUCAS GRACE!
El estudiante mas guapo y popular ha sido escogido como candidato para la presidencia estudiantil de nuestra escuela... vota por el este 5 de julio en punto de las 10 a.m, y con ello recibiras los diversos beneficios y propuestas que por supuesto seran cumplidas [...]
Entra a la direccion http://www.monrroyhighschool.com/ y da click en LUCAS GRACE... toda la informacion sobre el.
Suspire, guapo y popular. Quiza solo me hablaba para burlarse.
Decidi entrar a la direccion y ver quien era Lucas Grace.
LUCAS GRACE
Es catalogado por las chicas de la escuela como el mas sexy de toda la escuela, el practica beisball, basquetball, futbol, etc, ademas de ser su capitan. Tambien es muy inteligente, la excelencia de la escuela por mas de 3 años seguidos, es el mejor en quimica, fisica, biologia, matematicas, latin, y por si fuera poco habla tres idiomas. En fin es el ser perfecto. Al parecer mantiene una relacion sentimental con Serena Shay, una chica tambien excesivamente popular y hermosa, pero esos son solo rumores.
Por: Tanya Jackson.
Escondi mi rostro entre las manos y me di ceunta que lloraba, limpie violentamente mis cara y cerre la computadora, decidi bajar y preparar la comida de mi padre, en vez de seguir sufriendo por un chico que jamas me haria caso, por alguan razon sera que te habla Claire me decia una vocecilla interna.
- Callate - murmure.
Mientras preparaba su comida comence a morderme las uñas.
Lucas Era lo unico en lo que pensaba, ese chico tan perfecto que me sonrio y me trato con un cariño que nadie jamas me habia brindado.
Callate regañe a la voz.
Se escucho el abrir de la puerta.
- ¿Claire? - quien mas seria si no.
- Hola - salude y fui a su encuentro - ¿quiere cenar? prepare pasta y yo...
- No, cene antes de venir.
Baje la mirada a mis pies.
- Ire a desacansar.
Subio las escaleras y yo me desplome en el piso cansada.
- ¿Porque me haces tanto daño? - pregunte en un susurro para mi misma.
Levante la viste y mire con lentitud la foto de mi madre, era tan hermosa, con un cabello cobrizo suave, unos ojos miel, unos labios finos y su mirada era tan dulce.
- Te extraño - susurre y por primera vez en toda mi vida, me eche a llorar con nostalgia.
____________________________________
Un poco corto pero no se me ocurria mas, y la pagina que viene mas arriba no existe - no que yo sepa - asi que no le den click :)

domingo, 30 de mayo de 2010

PERDONENMEE

PERDONENME por no subir, encerio que he querido pero todo se me ha complicado... mi escuela esta en lo final... tratare de subir capitulo mañana... si no entonces las recompensare con 2 capitulos seguidos en cuanto tenga un poco de tiempo... y gracias por las opiniones... esta no es la tipica historia de chico lindo... superacion... Claire es un poco mas dificil... esta como se dice... "traumada" y lastimada... subire pronto y ya con mas regularidad... cualquier cosa yo les aviso...

martes, 4 de mayo de 2010

Cap. 2: Hermonie y Lucas

La escuela era tan monotona, era un sociedad que podria echarte en cualquier momento y yo no era parte de ella, yo era la parte invisible y nada indispensable de la sociedad.
- ¡Claire! - se escucho detras de mi, baje mi cabeza y segui mi camino.
Abri mi casillero. Saque unas cosas de mi mochila para acomodarlas... historia, matematicas, frances... no me importa... que flojera... pensaba mientras los acomodaba.
Busque mi cuaderno de notas personales... que sabia todos mis secretos.
¿Donde... donde esta? Lo busque deseperadamente y no estaba, comence a respirar entrecortadamente. Me lleve mi mano a la frente... si alguien lo encontraba tendria las razones suficientes - que me faltaban - para morir.
- Claire - dijo respirando de alivio de nuevo.
- ¿Que? - pregunte aun ansiosa - ¿Lucas? - estaba muy confundida, que hacia Lucas hablando conmigo.
- Se... te... cayo - parecia no poder respirar.
Me ofrecio mi cuaderno.
- Gracias - conteste sincera con una sonrisa.
- Claire... quieres... ¿quieresalmorzarconmigo? - dijo rapidamente bajando la mirada sonrojado.
- No te entendi perdon.
- ¿Quieres... quieres almorzar conmigo?
Abri los ojos como platos...
- Disculpa, ¿es encerio? - pregunte incredula.
- Si - contesto sin mirarme.
- No tienes que hacerlo por lastima - conteste bajando la mirada a mis pies.
- Es verdad... yo...
- Pero tienes novia... - comence y el rio suavemente.
- Serena no es mi novia... ella cree serlo...
- No te creo... - ahi va de nuevo Claire la desconfiada.
Di media vuelta y cerre el casillero. Camine a clase.
- Espera Claire - Lucas no se cansaba.
Me tomo suavamente del brazo y me causo una emocion inexplicable...
Me voltee con los ojos cerrados.
- Mirame Claire, ve que soy sincero...
- No puedo... yo no confio en nadie... no arruines tu vida y alejate de mi - declare y me solte.
Entre al salon de clases y me quede viendo a la nada.
Una lagrima, de nuevo una estupida emocion...
La limpie violentamente.
- Disculpa, ¿estas bien? - pregunto una voz tierna y maternal.
Era una chica de cabello castaño y ojos claros. Sus facciones eran tiernas y dulces, me miraba con una sonrisa...
- Si, estoy bien, gracias - dije tratando de no mirarla.
- Tienes ganas de llorar - no era una pregunta - si necesitas a alguien...
- No, yo no lloro.
- ¿No?
- Soy... muy... rara.
- ¿Quieres hablar con alguien? - insistio.
- Ni siquiera se como te llamas - indique con voz rasposa.
- Hermonie, mucho gusto... y tu eres...
- Claire - conteste con la mirada clavada en mis manos.
- Claire, tu, necesitas alguien... ¿donde estan tus amigas?
- No tengo, yo estoy sola...
- ¿Porque?
- Pues... no quiero arruinar la vida de alguien...
- Como podrias...
- Es mejor asi, dejemoslo como que... si quieres ser feliz no te relaciones con alguien como yo...
- Vamos Claire... yo se que puedo entenderte...
- ¿Y tus amigas? - pregunte para que se fuera.
- Tampoco tengo - contesto con una sonrisa. Que extraña es.
- ¿No?No pareces alguien sin amigos.
- Pues... si, creo pero ellos son raros.
- Lo vez - emboce media sonrisa - acerte.
- Todos son plasticos y superficiales - explico y puso su mano sobre la mia.
- Un poco de apoyo, no te vendria mal Claire.
- ¿No te rendiras?
- No, aunque creo que ya te diste cuenta.
- Si, y no lo se...
Me miro especulando, esta chica me caia bien, aunque insistente, te demostraba cariño y sensibiladad, comprension y parecia muy buena comprendiendo los problemas... su rostro transmitia paz y amor... Hermonie le quedaba como anillo al dedo...
- Soy muy depresiva Hermonie...
Me miro sin comprender.
- Mi vida no ha sido feliz... soy infeliz y desdichada... no hay esperanza - conteste con tristeza y melancolia.
- Claire, si te niegas jamas lograras la felicidad...
Cerre los ojos negando con la cabeza.
- No la necesito.
- Eres tan testaruda.
- Date por vencida - finalice y la campana sono.
Al parecer al maestro le dio por no venir.
Me lavente con mi mochila dejando atras a Hermonie, la persona con la que entable la conversacion mas larga de mi vida.
Cuando iba camino a mi otro salon me di cuenta de quien venia hacia mi. Lucas.
- No descansare Claire - me hizo saber cuando estuvo enfrente.
- Y yo no me cansare de decirte que no te merezco, que no te hare feliz y que es mejor que te alejes de mi.
Me di media vuelta dispuesta a caminar por otro pasillo.
¿Las personas no entienden cuando puedes hacerlas infelices?¿Porque te hacen creer que te quieren?

lunes, 3 de mayo de 2010

Cap. 1 : Dolor

Ya nisquiera sabia que eran emociones... ya nisiquiera sabia que era el dolor, ni la alegria, ni el enojo... no lo sabia...
Todo comenzo... cuando un accidente me arrebato todo... lo que para mi era todo... a mi madre... llore por semanas, pero ya no importaba el dolor, ya nisiquiera salian lagrimas... ya no me importaba nada... yo era solitaria, depresiva... yo era simplemente algo que se suponia se movia... todos me miraban como si fuera un bicho raro, y si eso era que no tuviera vida nada en mi... pues entonces... si, yo era un bicho raro...
Recordaba perfectamente ese momento... como un auto se atraveso y salimos hacia un barranco... yo desperte en un hospital, pregunte por mis padres... me dijeron que mi padre no quizo verme - desde ese momento comence a llorar - y mi madre... ya jamas la veria...
Yo solo tenia 6 años... yo lo habia perdido todo tan pronto... las sonrisas y mimos de mi adorada madre... habia perdido mi infancia... y mi padre siquiera me miraba, solo me llamaba para comer... pero si yo hubiera muerto no le hubiera importado... nisiquiera se hubiera dado cuenta...
¿Que era la familia?¿Que era la amistad?¿Que era el amor?
Yo no sabia - ni sabria - las respuestas. ¿Que caso tenia? No quiero arruinar la vida de las demas personas...
Todo era... basura... la vida... las personas... todo...
Nada me interesaba... apenas y recordaba respirar y cualquiera pensaria que con mi miserable vida me soltaria a llorar en cada rincon, pero la verda es que me daba igual... si echaba mi vida por la deriva... me daba igual... las lagrimas ya no brotaban... tenia 11 años sin llorar... sin sonreir... sin pedir nada... solo con un interior hecho pedazos... extrañando a mi madre... temblando de miedo y de frio... cada noche sin una sola muestra de cariño... sin una palabra de aliento... sin poder olvidar nada... solo esperaba - miserablemente - la hora en que yo desapareciera...
El dia en que todo se acabo... el dia en que perdi mi infancia... el dia en que perdi a mis padres... el dia en que perdi... mi vida.
Una miserable chica de 17 años - mal vividos - de cabello cobrizo y con ojeras marcadas... si es que para los parametros de los mortales - porque yo no me considero humana - es... bonita.
Una vida desperdiciada... ¿Que no podia ya de robar oxigeno?¿Que no podia dejar de causar lastima?
¿Que jamas mi vida tendria un final feliz?

Abri los ojos, sin haber dormido ni un solo minuto. Apague el despertador. Me lavente echando mi pelo detras... Suspirando por la muerte de mi madre... Cerre mis ojos con fuerza y mordi mi labio inferior.
Olvidalo Claire... me dije a mi misma. Nada va a cambiar lo ocurrido.
Me levante aburrida de abrir los ojos y saber que sigo viva.
- Apurate - dijo mi padre con voz hosca.
Asenti mirando al suelo, ya nisiquiera me atrevia a mirarlo.
Cerro mi puerta y camine hacia el baño.
Me lave la cara y me mire al espejo por un rato. Toque el reflejo con las yemas de mis dedos. Era el mismo rostro de mi madre...
Una lagrima a punto de rodar. Increible. Antes de que cayera suavemente por mi mejilla la limpie con el dorso de mi mano y respire profundamente...
- No lloraras jamas - repeti con la voz ronca.
Me cambie de ropa y me recogi el cabello en una coleta desaliñada.
Baje las escaleras y entre a la cocina.
- Hola - saludo mi padre.
- Hola.
Asi era como funcionaba mi vida. Un hola y un adios... no podia pedir nada mas...
Tome un sorbo de jugo y tome mis cosas.
- Adios - articule con los labios y el asintio leyendo el periodico.
Camine las pocas calles hacia la escuela. Entre aventando la puerta con la mano.
- Ya casi son las votaciones de la escuela, elige a tu representante - dijo un chico pelirrojo con gafas -no recordaba su nombre- entregandome un folleto que decia Votaciones estudiantiles.
Lo tome de mala gana y lo meti en la mochila.
- Vota por Lucas - Serena - una rubia popular y creida - me entrego una hoja que arruge, enrolle y se lo avente.
- No me interesa - continue mi camino.
Ella me miro incredula y siguio entregando sus hojas.
Camine con la cabeza baja.
Senti un fuerte impacto y cai de espaldas al suelo sin tener de donde detenerme.
- Lo siento - se disculpo un chico.
- No importa - me levanto y yo me sacudi sin mirarlo.
- ¿Estas bien? - me ofrecio mi mochila.
- Si, estoy... - lo mire... era guapo, perfecto... mi corazon latio frenetico... no entendia esto...
Me ofrecio una sonrisa encantadora y se sonrojo, viendome a los ojos, tenia unos hermosos ojos verdes y me miraba con... ternura...
Baje mi murada de golpe y tome la mochila.
- ¿Como... como te llamas?
- Claire - conteste tratando de sonar indiferente - ¿y tu?
- Yo soy...
- ¡Lucas! - Serena llego corriendo y lo abrazo.
- Adios... Lucas - estuve a punto de dar un paso.
- Mi amor... ella es la no votante... me arrojo tu volante.
Baje la mirada y sali corriendo... queria llorar...
No debes sufrir Claire... no por un chico... no vale la pena...